Interseccionalidad

Creo que todes podríamos estar de acuerdo en que todas las opresiones están interconectadas. Todas tienen puntos en común y están perpetuadas de las mismas maneras.
Racismo, misoginia, transmisoginia, homofobia, bifobia, capacitismo, islamofobia, clasismo… Hay tantos colectivos oprimidos sistemáticamente en nuestra sociedad que es hasta difícil enumerarlos todos.

Luchar y oponerte abiertamente a todas estas opresiones sistemáticas es lo que te convierte en parte del movimiento interseccional. En Cocinina, además, no nos limitamos a las opresiones humanas: como ya hablamos en la sección de anti-especismo, tampoco discriminamos a los animales y respetamos su derecho y deseo a vivir sin ser maltratados y asesinados.

El movimiento interseccional lo crearon las mujeres de color que dentro del feminismo se veían invisibilizadas. Ellas se dieron cuenta de que no sufrían el machismo de la misma manera que las mujeres blancas. El racismo y machismo se combinaban de tal manera que se veían invisibilizadas y oprimidas en más de un plano. Esto dio lugar a darnos cuenta de que existen las intersecciones en las distintas opresiones y que las personas que se encuentran en dichas intersecciones merecen ser visibilizadas y que luchemos por ellas en todos los planos en los que se encuentran oprimidas.

Por desgracia, nos hemos encontrado con que en una gran parte del “movimiento vegano” a las personas les resulta más fácil entender por qué tenemos que defender a los animales (por ser inocentes, por ser sintientes, por ser inteligentes, por tener sentimientos, por ser más vulnerables, por tener derecho a la vida… lo que sea) pero no sea tan fácil reconocer las estructuras de poder que se reproducen en nuestra sociedad, entre personas.
Esto lo podemos comprobar constantemente en distintos grupos, canales, blogs, “veganos” o anti-especistas donde se ridiculiza y vulneran los derechos y luchas de otras personas (que están dentro o fuera del movimiento vegano), al mismo tiempo que se defiende a los animales no humanos.

No se trata de que una lucha sea más importante que otra, o que una opresión sea “peor” o “menos mala”. Medir y comparar el sufrimiento de distintas víctimas es ofensivo, doloroso e innecesario, y en la mayoría de casos se utilizan las opresiones como un arma. No apoyamos estos comportamientos.

Apoyamos la diversidad, a nuestres compas de lucha, a las personas más vulnerables. Queremos dar voz a las personas con personalidades interseccionales (que pertenecen a varios grupos oprimidos simultáneamente).

Visita la sección de vídeos y lecturas, donde damos voz a las personas oprimidas, que tienen mucho que decir. Comparte con nosotres a través de la sección de “contacto” o cualquiera de nuestras redes sociales si tienes buenos libros y vídeos que te gustaría que compartamos.

 

Cocinina