Volcanes de chocolate

Estos volcancitos son fáciles y chocolatosos. ¡Ahí va la receta!

La receta es facilísima. No he conseguido aún la misma textura que en uno no vegano, y tampoco he encontrado ninguno mejor en internet. Creo que el problema es parecido al de los brownies, y es que el huevo juega un papel muy importante… Pero aunque estos no estén totalmente «derretidos» por dentro, al menos no están crudos como los tradicionales, ¡jaja!

Porque sí, obviamente lo que ves en la mayoría de «molten lava cakes» es la masa pero cruda en el centro, no es chocolate fundido. También en muchos casos lo que veis son retoques post-horneado, sólo para hacerlos más apetecibles en la foto… Así que vayamos con expectativas realistas.

Los míos los hice con chocolate y crema de cacahuete en el centro, porque sí. Porque me gusta. Pero los podéis hacer con cualquier otra crema (de almendras, avellana, lo que sea) o sólo chocolate.

Están ricos tanto templados como fríos. Salen unos 12 así que como os podéis imaginar no me los comí todos al salir del horno, pero nos comimos el resto al día siguiente y eran casi como brownies, ¡mejores que mi vieja receta incluso!

La receta no es nada del otro mundo. Es, literalmente, la misma que del bizcocho de chocolate intenso que subí hace poco, pero partida a la mitad. O sea, técnicamente, ni siquiera es una receta nueva.

Para prepararlos os recomiendo tener unos moldes de silicona. Los míos los compré en IKEA hace como 5 años, y no hace falta engrasarlos. Pero podéis usar ramekins como si fueran souffles, o podéis usar pirotines y un molde como si fueran magdalenas. No soy nadie para tomar vuestras decisiones.

INGREDIENTES para 10-14

  • 130ml leche de soja
  • 1 cda vinagre de manzana
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 130ml agua hirviendo
  • 150g harina
  • 100g azúcar blanco
  • 60g azúcar integral
  • 40g cacao en polvo
  • 1/2 cda maicena
  • 1/2 cdita sal
  • 1 cdita levadura en polvo
  • 1/2 cdita bicarbonato
  • vainilla
  • Chocolate negro para fundir o pepitas de chocolate
  • Crema de cacahuete (opcional)

INSTRUCCIONES

  1. Prepara los moldes y precalienta el horno a 180ºC, a ser posible sin ventilador.
  2. Mezcla la leche con el vinagre.
  3. Mezcla todos los ingredientes secos en un bowl. Harina, azúcar, cacao, maicena, sal, levadura y bicarbonato.
  4. Añade la leche y el aceite y mezcla. Empieza a añadir el agua hirviendo de a poquito. Puedes usar una batidora de mano o una varilla.
  5. Reparte la masa entre todos los pirotines o moldes hasta la mitad. Pon en el centro el equivalente a un cuadrado de chocolate y, si quieres, media cucharadita de crema de cacahuete. Cubre el chocolate con el resto de la masa, sin llenar los moldes hasta arriba.
  6. Mételos en el horno 10 minutos. ¡Pon una alarma! Es importante que no los cocines demasiado.
  7. ¡Listos! Perfectos para comer inmediatamente si te gustan fundidos o cuando quieras si te gusta más la textura de brownie.