Alioli cremoso

Sin miedo puedo decir que esta es la mejor receta de alioli vegano que he probado.

No pica, no repite, no te queda regustillo raro a ajo durante horas ni te apesta el aliento… ¡Y además es sabroso, delicioso y cremosísimo! Os enseño cómo se hace…

INGREDIENTES

  • 200ml de leche de soja
  • 1 cabeza de ajo (sí, entera)
  • 400-600ml de aceite de girasol
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 2 cditas de vinagre o zumo de limón
  • 1 cdita de mostaza (opcional pero recomendada)
  • Sal, pimienta y hierbas secas

INSTRUCCIONES

  1. Pela todos los ajos y ponlos en aceite en una olla pequeña para hacer ajo confitado (¡es muy fácil y sirve para un montón de cosas deliciosas!). Una vez listo, deja enfriar y procede con la receta.
  2. En un vaso alto, echa la leche de soja, vinagre y mostaza. Empieza a batir con la batidora de mano sin moverla demasiado, mientras echas un hilo del aceite de ajo, despacito pero sin parar.
  3. Una vez emulsionado, echa el ajo confitado junto una pizca de sal, pimienta y hierbas secas y sigue batiendo hasta conseguir la textura deseada. ¡Listo!

Si te gusta con trocitos, puedes simplemente machacar el ajo y añadirlo al final, sin batirlo.
Este alioli casero sorprende a cualquiera, es increíblemente cremoso y mucho más sabroso que una ajonesa con ajo crudo. ¡Espero que te guste! Yo me lo comí en este bocata hecho con mi receta de seitán, tomate y rúcula. Estaba para chuparse los dedos.