Seitán al horno

¿Nunca has probado a hacer seitán o no te ha salido muy rico? ¡Prueba esta receta!

Además de ser muy fácil, queda deliciosa yse pueden multiplicar los ingredientes para hacer más, ya que dura mucho en la nevera (7 días) y se puede congelar.

El seitán es un sustituto de la carne ideal, ya que su sabor y textura son deliciosos y versátiles, pero además su alto contenido en proteína lo convierten en un verdadero aliado en tu cocina.
A menos que tengas intolerancia o alergia al gluten o al trigo, en cuyo caso es mejor abstenerse de este preparado…

Hay muchas maneras de cocinar seitán, pero las que mejor conozco son:
a. Envolverlo en plástico film 2 veces sin dejar burbujas de aire dentro, tan apretado como sea posible y atando nudos en ambos lados y luego cocerlo en agua hirviendo o
b. Envolverlo en papel de aluminio sin burbujas de aire, bien apretado, y luego hacerlo al vapor.

Yo siempre lo hiervo en film, especialmente porque ahora no tengo una vaporera. Pero os animo a hacerlo como prefiráis. Siempre con cuidado de tener suficiente agua si lo cocéis en una olla, para que no se pegue al fondo (catástrofe total).

Esta es otra de mis recetas que podéis modificar como más os guste. Yo os doy unas instrucciones básicas y de ahí podéis partir para hacer vuestro manjar.

INGREDIENTES para 2

Para el seitán

  • 3/4 taza de harina de gluten (gluten puro)
  • 1/2 cdita de hierbas secas
  • 1/4 cdita de ajo en polvo
  • 1 cdita de pimentón (dulce, picante o ahumado)
  • 1/2 taza de caldo vegetal (yo usé bajo en sal)
  • 2 cdas de salsa de soja
  • 1 pizca de pimienta negra

Para el «glaseado»

  • 1 pizca de hierbas secas
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de pimienta
  • 2 cdas de agua o caldo
  • 1 cda de salsa de soja
  • 1 pizca de azúcar o jarabe de arce (opcional)
  • 1 chorrito pequeño de humo líquido (opcional)

Ideas de acompañamiento: patatas, zanahorias, chimichurri, salsa de mostaza, hierbas frescas, gravy, stuffing, brócoli, ensalada…

INSTRUCCIONES

  1. Pon una olla de agua o vaporera mediana a hervir. Mezcla todos los ingredientes secos en un bowl y añade los líquidos. Rápidamente amasa hasta incorporar todos los ingredientes. Añade un chorrito de agua/caldo/salsa de soja si está muy seco y queda un poco de gluten en el bowl.
  2. Compacta la masa y envuélvela como puedas según el método de cocción que hayas elegido. Una vez el agua esté hirviendo, déjalo cocer durante 40 minutos, dándole la vuelta a mitad de cocción.
  3. Una vez listo, déjalo enfriar y calienta el horno a 250ºC.
  4. Prepara una fuente pequeña de horno con un poco de aceite, cebolla, hierbas frescas… Lo que quieras. Mezcla los ingredientes del glaseado.
  5. Coloca el seitán sin plástico/aluminio en la fuente de horno y pincela el «glaseado» antes de meterlo en el horno.
  6. Hornéalo sacándolo cada 10-15 minutos para pincelarlo y/o darle la vuelta. El seitán en sí ya está cocido así que todo depende de tu gusto y si el resto de verduras ya están hechas, o simplemente hasta que se te acabe el «glaseado».
  7. Sírvelo y ¡a comer!

Como podéis ver en las fotos, yo lo puse en una bandeja de horno con unas patatas que ya había cocido, mucho romero, cebolla y ajo. En los últimos 5 minutos añadí chimichurri, y quedó para chuparse los dedos. ¡Increíble!