Minestrone

La receta perfecta para vaciar la despensa y terminar las verduras que te quedan en esta cuarentena.

Y es la primera vez que hago una minestrone tan rara, pero estaba riquísima. Por suerte es una receta fácil de hacer y con muchas posibilidades. Claro que está más rica con orzo, pero cualquier pasta para sopa vale, y esta vez sólo quedaban estas mini conchiglie en el súper.
Además no tenía col normal, pero tenía una col rizada (kale) que se iba a poner mala en cualquier momento, y un puerro que me vino de lujo. Tampoco tenía judías blancas así que tocaron garbanzos. Y por eso es una sopa perfecta para esta temporada.

INGREDIENTES para 4-6 porciones

  • 1 calabacín
  • 1-2 zanahorias
  • 1 taza de kale o 1/2 col blanca
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 taza de garbanzos cocidos o judías blancas
  • 1 cubo de caldito de verdura
  • 1 puerro
  • 5 espárragos
  • Otras verduras que te gusten y creas que quedarían bien (tomate, apio, rábano…)
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • 250g de pasta para sopa

INSTRUCCIONES

  1. Pica bien todas las verduras.
  2. Fríe la cebolla en aceite de oliva hasta que esté blandita y añade el resto de verduras.
  3. Sofríe todo unos minutos y luego añade el caldito y cubre todo con agua.
  4. Cuece la sopa sin las legumbres y la pasta hasta que estén hechas todas las verduras (pon especial atención en la endemoniada zanahoria). No tarda mucho.
  5. Una vez cocidas las verduras, asegúrate de que haya suficiente agua y añade la pasta y los garbanzos. Déjala cocer acorde a las instrucciones o tu gusto.
  6. Salpimentar y servir.

Honestamente, es imposible liarla con esta sopa. Es fácil y sencilla. Si te gustan las verduras menos blandas, cocínalas menos tiempo antes de añadir la pasta. Si no te gusta que la pasta esté muy blanda, puedes hacer la base y sólo añadirle pasta a la mitad, y guardar la otra mitad para la próxima vez. Nosotros con esta receta hemos sacado 6 porciones, o sea que ha sido una idea fantástica para esta cuarentena.