Salsa de frutos secos y champiñones

Esta salsa facilísima tiene un sabor y una textura increíbles gracias a los frutos secos tostados. ¡Veamos cómo se hace!

La receta se me ocurrió pensando en cosas que hacer utilizando lo que tengo en la despensa desde hace mucho y/o que se fuesen a poner malas. En este caso, tengo una bolsa grande de frutos secos variados desde hace meses y tenía un poco de leche de soja que se iba a echar a perder… ¡Así que spaghetti!

Además, la combinación de frutos secos y champiñones me pirra. Como dice Sean, es muy earthy, un sabor muy «de tierra».

Decidí hacer la salsa en una sola sartén para no ensuciar mucho. Os voy a decir que pongáis algunos ingredientes a un lado, o sea que o bien los ponéis en un bowl aparte o los podéis echar a un ladito de la sartén como hice yo.

La receta está abierta a vuestras variaciones. La he hecho un par de veces y ambas veces fue ligeramente distinta, porque esta vez tenía hierbas frescas (orégano y salvia) y la otra vez sólo secas, por ejemplo. También esta vez también tenía más leche de soja, y la última vez tuve que usar un poco más de agua en lugar de leche.
En fin, podéis cambiarla como os plazca, y los frutos secos no tienen por qué ser una mezcla, ¡podéis elegir el que más os guste! Mi mezcla tiene nueces, anacardos, almendras y cacahuetes.

INGREDIENTES

  • 2 puñados pequeños de frutos secos
  • 2-3 dientes de ajo
  • 3-4 champiñones
  • 1 pizca de hierbas secas
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cda de margarina
  • 1 cda de harina
  • 1/2 caldito de verduras
  • Leche vegetal sin endulzantes
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  1. Pica los frutos secos a mano o en una procesadora de alimentos. Yo prefiero hacerlo a mano porque me gusta que aún sean trocitos un poco grandes para poder masticarlos.
  2. Calienta una sartén mediana a fuego medio. Tuesta los frutos secos y ponlos aparte (en un bowl por ejemplo).
  3. En la misma sartén, con un chorrito de aceite de oliva, fríe el ajo picado unos segundos y añade los champiñones también picados, más o menos del mismo tamaño que los frutos secos. Júntalos con los frutos secos a un lado.
  4. En la misma sartén, añade la margarina y la harina para hacer una roux, y poquito a poco añade la leche vegetal y el 1/2 caldito de verduras para hacer una bechamel un poco densa.
  5. Añade los frutos secos y champiñones, una pizca de nuez moscada, hierbas secas (o frescas) pimienta y sal y sigue echando leche y mezclando sin parar hasta que tenga la consistencia deseada.
  6. ¡Lista! Sírvela con la pasta que más te guste. Si se espesa demasiado mientras esperas para servir, puedes añadir un poco de agua de pasta o más leche vegetal.

¿Sabéis qué va genial con esta salsa? ¡Mi receta de parme-sano!

Ñam.