Salsa de mostaza

¡Aquí estoy de vuelta! Esta tarde lluviosa de viernes os traigo una receta que me habéis pedido hasta la saciedad desde que la hice el otro día con seitán para cenar. Tanto tanto que al día siguiente (ayer) la repetimos para mejorarla y sacar estas fotos. Y, honestamente, me alegro de haber tomado esa iniciativa, porque la mejoré un 1000%.

 

La receta es muy sencillita y es perfecta para impresionar a algún invitado.
Estos filetitos de seitán que usé para las fotos ya os enseñaré a hacerlos porque son facilísimos y quedan deliciosos a la plancha, especialmente cubiertos en esta salsa.

¡Allá vamos!

INGREDIENTES

  • 1 cartón de nata vegetal  (250ml) o creme faiche (como la de Oatly)
  • 1/2 cebolla
  • 3 dientes de ajo (o los que quieras, no soy quién para decirte cuánto ajo echar en una receta)
  • 2-3 cditas de mostaza de dijon (normal o de grano)
  • 1-2 cditas de semillas de mostaza (opcional)
  • 1 cdita de hierbas secas (una mezcla o tu favorita)
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 1 cdita de margarina (opcional)
  • Una pizca de pimentón ahumado (opcional)
  • Cúrcuma o mostaza americana para darle color
  • Sal y pimienta (yo usé pimienta negra de grano grueso)

INSTRUCCIONES

  1. En una sartén u olla pequeña, rehoga las semillas de mostaza, la cebolla y el ajo picados con un chorro de aceite de oliva hasta que estén blanditos.
  2. Añade la nata y el resto de ingredientes a tu gusto: más o menos mostaza, un poquito de cúrcuma para darle color o un chorrito de mostaza americana para darle un toque de dulzor… Yo soy muy generosa con la pimienta negra y la sal además.
  3. Deja la salsa a fuego medio hasta que burbujee, y un ratito a fuego bajo para reducirla si la prefieres más cremosa. ¡Listo!

Sírvela con lo que más te apetezca: seitán, tofu, tempeh, verduras al horno…