Tzatziki

Lo sé, estáis en shock: ¿NINA HA VUELTO? ¿SE PUEDE HACER UN TZATZIKI VEGANO DELICIOSO Y FACILÍSIMO?
La respuesta es sí a ambas preguntas: he vuelto con más contenido y peor fotografía, pero he vuelto. Y esta receta está para chuparse los dedos, sea verano o invierno. Os la recomiendo así tal cual con tostaditas, o pan de pitta, o en un increíble falafel, con verduras o lo que se os ocurra.

Estoy contentísima con esta receta, lo fácil que es y lo rica que está, pero la clave está en el yogur. Sí, podéis usar yogur de soja natural normal, pero si podéis encontrar este yogur griego de Sojade no os lo vais a poder creer. No es publicidad, lo juro, pero es el primer yogur de soja cremoso que encuentro que no sea el de Alpro, ¡y es una maravilla!

Y vale, ya sé que mucha gente no es fan de poner menta en su comida (no la descartes sin probarla, el tabbouleh está de muerte con mucha menta, igual que este untable de edamame) así que tengo buenas noticias: la podéis sustituir por perejil. O incluso usar ambas cosas para darle aún más sabor.

INGREDIENTES

  • 400g de yogur de soja natural estilo griego
  • 2 ramas de menta fresca
  • 2-4 dientes de ajo
  • 1 pepino
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

INSTRUCCIONES

  1. Pica el ajo y la menta.
  2. Ralla el pepino con piel incluida
  3. En un bowl, mezcla el yogur, ajo, menta, pepino y aceite de oliva. Echa sal y pimienta a tu gusto.
  4. Ajusta las medidas a tu gusto, puedes añadir perejil o un chorrito de limón, más aceite, sal, ajo… Y si lo dejas reposar, al día siguiente está incluso más bueno. ¡Disfruta!

Ya véis que fácil, espero que os encante tanto como a mí. Y si os gusta esta receta, la otra salsa de yogur os va a encantar también. ¡Hasta la próxima!