Falafel fácil sin gluten

¡Un falafel simple, básico pero delicioso y fácil de hacer!

Llevábamos tiempo queriendo hacer una receta básica de falafel y al fin se ha hecho realidad. Además, sin gluten.

En ensaladas, en pita, bocatas, wraps… Como bolitas o como hamburguesas. Frito o al horno. Las variaciones son infinitas.
Eso sí, con nuestra salsa de yogur o de tahini queda increíble. Incluso con el aliño de mostaza sin miel en una buena ensalada… ¡uf!

INGREDIENTES

  • 1 taza de garbanzos secos
  • 4-6 cucharadas de aceite de girasol o de oliva
  • 1 cebolla
  • 30 g de perejil o cilantro
  • 2-3 cdas de comino
  • 2 cditas de sal
  • 1/2 cdita de pimentón
  • 1 1/2 cdas de polenta
  • Opcional: semillas de sésamo

INSTRUCCIONES

  1. Pon a remojo los garbanzos durante dos días. Sí, dos días. Si hace calor, ponlos en la nevera. Cambia el agua a menudo, enjuagándolos si hace falta.
  2. Una vez blanditos, en una procesadora bate todos los ingredientes (garbanzos, cebolla, aceite, perejil, especias, sal al gusto y polenta). Deja que la masa repose hasta que se vaya endureciendo por la polenta.
  3. Enciende el horno a 250ºC o la freidora. Forma los falafeles o hamburguesas y pásalos por semillas de sésamo. Deberían ser fáciles de formar, como plastilina, y sino puedes añadir un poquito más de polenta y dejarla reposar un poco más.
  4. Fríe u hornea los falafeles dándoles la vuelta hasta que estén doraditos y firmes. En el horno, los pincelamos un poco con aceite por ambos lados.
  5. Sírvelos como más te apetezca y ¡a disfrutar!

Nosotros los comimos en pan de pita sin gluten, con hojas de ensalada, rabanitos, lombarda, cebolla, salsa de yogur… Estaban increíbles.

Fotografía hecha por Jose Guerra