Granola de frutos secos

Una receta de granola 2.0, ¡mucho más crujiente y fácil que la anterior!

Ya sabéis, la primera receta que subimos de granola no era perfecta. Tenía muchos fallos, no llegaba a ser muy crujiente… Le faltaba algo. Aquella la hicimos basada en otra receta, pero esta vez la hemos hecho de cero, intuitivamente.

Con yogur o leche se mantiene crujiente un buen rato, y un solo puñadito llena un montón. Esta receta nos dio para desayunar juntos unas 3 o 4 veces. La conservamos en un tarro de cristal bien cerrado.

INGREDIENTES

  • 3 tazas de copos de avena grandes
  • 1 y 1/2 tazas de frutos secos y semillas (pecanas, almendras, nueces, de macadamia, pipas, semillas de calabaza, de sésamo, de cáñamo…)
  • 5-6 cdas de sirope (agave, de arroz, miel de caña…)
  • 1/4 de taza de margarina o aceite
  • 1/4 de taza de crema de cacahuetes (o más margarina/aceite)
  • Opcional: 1/2 taza de pasas o pepitas de chocolate

INSTRUCCIONES

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Corta un poco los frutos secos a tu gusto y pon en una sartén grande la avena, semillas y frutos secos a fuego alto.
  3. Remuévelos hasta que empiecen a oler tostados, durante unos 5 minutos, con delicadeza para que la avena no haga mucho polvo. ¡Y que no se queme!
  4. En un bowl resistente al calor, haz una pasta con la margarina, crema de cacahuete y sirope. Añade la avena y frutos secos calientes y mezcla todo bien para cubrir la avena con los ingredientes líquidos.
  5. Pasa la mezcla a una bandeja de horno engrasada o empapelada. Aprieta la mezcla como si fueras a hacer unas barritas, ¡así quedan trozos grandes crujientes!
  6. Métela unos 30 minutos en el horno, removiendo un poco cada 10 minutos. Sácala cuando algunas partes estén bien doradas y toda parezca bastante seca.
  7. Déjala enfriar completamente en la bandeja durante aproximádamente 1 hora en una habitación con poca humedad. Ahora puedes añadir las pepitas de chocolate o pasas, o cuando la vayas a consumir.
  8. ¡Lista! Puedes guardarla en un contenedor hermético una vez esté totalmente fría. Disfrútala con yogur o leche vegetal. ¡Ñam!

¡Esperamos que os guste! A nosotros nos tiene locos, espero poder preparar un poco hoy para desayunar mañana. Crunch crunch crunch…

Fotografía hecha por Jose Guerra