Limonada de jengibre

Sana, refrescante y revitalizante: porque ese sabor despierta a cualquiera.

Muy ácida y un poquito picante, bien helada para los días de calor. Nosotros no le echamos nadita de endulzante, así que es como una patada en la boca. Una patada rica.

INGREDIENTES para dos vasos grandes

  • 200ml de zumo de limón
  • 300ml de agua
  • 1 taza de infusión fuerte de jengibre (con 1 pulgar de jengibre)
  • Opcional: rodajas de limón y jengibre, endulzante…

INSTRUCCIONES

  1. Ralla o corta en rodajas el jengibre y hiérvelo durante 2-5 minutos. Déjalo enfriar y cuélalo.
  2. Con la infusión fría haz cubitos de hielo. A medida que se derriten en la bebida van a ir soltando más sabor.
  3. Una vez listos los cubitos, exprime los limones y mezcla el zumo con el agua. Añade los cubitos de jengibre y extra rodajas de limón y jengibre. También un poco de endulzante si prefieres.
  4. ¡Lista para beber! Multiplica la receta para una jarra grande.

Aaahh…

Dale a la imaginación un poco y añade otras frutas si quieres. Frambuesas, limas, fresas… Y si te gusta la limonada, échale un ojo a la limonada rosa que hicimos el año pasado:

Fotografía hecha por Jose Guerra