Salsa fría para pasta

Cargadita de verduras crudas y con mucho sabor, ¡perfecta para ensaladas de pasta!

A lo mejor sois como yo, pero no me gusta mucho cortar determinadas verduras para la ensalada de pasta, y en consecuencia mis ensaladas de pasta no son muy sanas… A ver, es que pudiendo echar garbanzos y veganesa y poco más pues…
Pero esta es mi manera favorita de reducir el aceite (evitando la veganesa por completo) y aumentar un montón las verduritas que meto. ¡Ñam ñam!

Empecé a hacer esta salsa cuando cuidaba a un peque vegano y le tenía que hacer el almuerzo. Era lo más rápido, especialmente si tenía mucho sueño o hambre: poner pasta a hervir y con la batidora darle a unas verduritas. Hacía un montón de variaciones, y le encantaban siempre. Comía t o d o. Aunque era una gozada en general, también le pirraba la ensalada.

INGREDIENTES para 2 porciones

  • 250gr de pasta cocida
  • 1-2 tomates (o 6-10 tomates cherry)
  • 1/2 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 1 taza de maíz dulce
  • Sal y pimienta al gusto
  • Opcional: aguacate, aceitunas, albahaca o perejil fresco, garbanzos…

INSTRUCCIONES

Tritura los tomates, calabacín, zanahoria, aceite, maíz y sal al gusto en una procesadora hasta conseguir la textura deseada. Añade los ingredientes opcionales que quieras, y mezcla todo en un bowl. La pasta puede estar caliente o fría, dependiendo de lo que prefieras (una ensalada templada o fría, ambas quedan riquísimas).

Para comer en casa o para llevar: perfecta para picnics o comidas en la oficina/universidad.
Esperamos que os guste la receta y nos mandéis las fotos más impresionantes de vuestras súper ensaladas de pasta.

Fotografía de Jose Guerra