Aliño de mostaza sin miel

¿Honey mustard dressing? ¡Ni de broma! La miel, sobra. Y así está mucho más rico.

Es fácil, rica, cremosa, con ese toque picante de la mostaza de dijon. Una gozada, lleva cualquier ensalada al siguiente nivel: mucho más elegante y sabrosa.

La ensalada la sabréis hacer sin ayuda, y sino, tenéis aquí la última que subimos de kale y pasta, que está buenísima (y combinan de lujo).
Para esta receta vais a necesitar veganesa. Ya, ya lo sé, no es la receta más sana… Pero un poco de veganesa no ha hecho daño a nadie. Aquí tenéis nuestra receta de veganesa (simplemente os podéis saltar la remolacha).
En cuanto a la miel… Comprendemos que el jarabe de arce no es un sirope especialmente barato, pero podéis ajustar las medidas con agave, miel de caña o lo que sea que utilicéis en su lugar.

Si tienes un picnic, o te llevas la comida a la uni, puedes ponerlo en un contenedor pequeño y echarlo en el último momento sobre tu ensalada para que se mantenga más fresca y crujiente. ¡Wiii!

INGREDIENTES

  • 5 cdas de veganesa
  • 2 cdas de vinagre de manzana
  • 4 cditas de mostaza de dijon
  • 3 cditas de jarabe de arce (ajustar según el sirope que uses)
  • 1/4-1/2 taza de agua
  • Opcional: tomillo u otras hierbas secas

INSTRUCCIONES

 

Empieza poniendo los ingredientes básicos como la veganesa y el vinagre, y una parte de los demás. Tapa el frasco, sacude con fuerza hasta que esté todo mezclado, y ve probando si le falta más de una cosa o de la otra hasta que esté a tu gusto. ¡Listo!

Cuando la hicimos nos pareció que estaba un poco líquida, pero claro, porque vamos con la idea de que debería ser densa… y ya te digo yo que no. Una vez sobre la ensalada, es cremosa y ligera.

Fotos hechas por Jose Guerra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.