Yogur vegetal para beber (sabor a fresa)

Cremoso, refrescante y beneficioso para nuestra flora intestinal. Además, mucho más sano que el comprado. ¿Qué más se puede pedir?

Ni siquiera hemos utilizado azúcar para esta receta, aunque si no os gustan los dátiles se puede endulzar con bananas, o utilizar leche/yogur ya endulzado. Incluso un poco de mermelada de fresa le daría un toque más fuerte al sabor y color.

¿No os encantaba el yogur para beber? En casa volaba, no duraba nada. Pero ahora de mayor lo pienso, y eso de sano no tenía nada. A saber cuántas fresas tenía de verdad, que seguro que era todo azúcar y saborizantes. Pero tan fresquito y cremoso, en un día caluroso… ¡Pues conseguí la receta perfecta!

Es esencial que las fresas estén congeladas y el yogur y la leche fríos. Sino, no vais a conseguir ni la cremosidad ni el frescor. Las fresas las podéis comprar ya congeladas o podéis congelarlas en casa (con dejarlas toda la noche en el congelador debería bastar).

Obviamente vais a necesitar una batidora decente, más que nada para que no queden trozos y pueda batir las fresas. Una buena de mano puede ser suficiente. Nosotros usamos nuestra nutrininja, que nos costó unas 90 libras en Amazon hace unos años y sigue funcionando de maravilla, hace unos batidos estupendos.

INGREDIENTES

  • 1 taza (250ml) de yogur vegetal (de soja, de almendra…) sin endulzar
  • 1 taza (250ml) de leche vegetal (soja, almendra, avena…) sin endulzar
  • 6-10 fresas congeladas
  • 2 dátiles medjool (o cualquier endulzante que te guste, como agave, sirope de arroz, miel de caña, mermelada de fresa…)

INSTRUCCIONES

Pon todo en el vaso de la batidora y bátelo a máxima potencia hasta que sea homogéneo.  Empieza echando 6 fresas y añade más a ojo si no queda lo suficientemente frío y cremoso.
Si has usado dátiles o tu batidora no es lo suficientemente potente, puedes colarlo (rápidamente para que siga fresquito) con un colador fino. ¡Y listo! A difrutarlo.

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

¡Ñam!

Yogur vegetal para beber (sabor a fresa)
Preparación
5 min
Total
5 min
 

Cremoso, refrescante y beneficioso para nuestra flora intestinal. Además, mucho más sano que el comprado. ¿Qué más se puede pedir?

Porciones: 2 vasos grandes
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 1 taza (250ml) de yogur vegetal sin endulzar (de soja, de almendra...)
  • 1 taza (250ml) de leche vegetal sin endulzar (soja, almendra, avena...)
  • 6-10 fresas congeladas
  • 2 dátiles medjool o cualquier endulzante que te guste, como agave, sirope de arroz, miel de caña, mermelada de fresa...
Instrucciones
  1. Pon todo en el vaso de la batidora y bátelo a máxima potencia hasta que esté homogéneo. Empieza echando 6 fresas y añade más a ojo si no queda lo suficientemente frío y cremoso. 

  2. Si has usado dátiles o tu batidora no es lo suficientemente potente, puedes colarlo (rápidamente para que siga fresquito) con un colador fino. 

  3. ¡Y listo! A difrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *