Hamburguesas de arroz

Asequibles, fáciles, ricas, versátiles, ¿qué más se puede pedir? 

Son una solución rápida y deliciosa para esos momentos en los que tienes panecillos, salsas y otros ingredientes para unas hamburguesas… pero no tienes hamburguesas vegetales.
El día que las hice para las fotos cometí el error de usar arroz largo. Grave, grave error. Aún así quedaron ricas, pero no como cuando las hago con arroz redondo. De hecho, el que más recomiendo es el de sushi, claro.

INGREDIENTES

  • 2 tacitas de arroz redondo
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 taza de perejil fresco picado
  • Sal
  • Aceite

INSTRUCCIONES

Cocina el arroz como prefieras (nosotros tenemos arrocera, que nos salva la vida constantemente). Lo mejor es hacerlo con el agua justa, pero puedes simplemente escurrirlo una vez cocido. Mientras se cocina, pica el ajo y perejil, y una vez listo, incorpóralos al arroz. Prefiero añadir el perejil cuando el arroz está recién hecho para que se ablande y no se separe después cuando intentas hacer las hamburguesas…
Con una cuchara, mezcla y machácalo un poco. No como haciendo puré, simplemente como si lo intentaras cortar con la cuchara. Así se hace más pegajoso.
Una vez templado, forma las hamburguesas del tamaño y grosor que prefieras, mojándote un poquito las manos cada vez para que no se te pegue el arroz.
Déjalas enfriar en la nevera unos 20 minutos al menos.

No hay mucho misterio: calienta una sartén con un poco de aceite y ¡vuelta y vuelta! Hasta que estén bien doradas por cada lado.
Sírvelas con lo que más te guste: una ensalada, en panecillo… No pretenden tener sabor o textura de una hamburguesa de soja o carne, simplemente ser una comida fácil de hacer y económica. ¡Ñam!
Nosotros preparamos estas con una buena cantidad de salsa tártara y cebolla.

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

 

Hamburguesas de arroz
Ingredientes
  • 2 tacitas de arroz redondo
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 taza de perejil fresco picado
  • Sal
  • Aceite
Instrucciones
  1. Cocina el arroz. Una vez listo (colado, si hace falta) añade el ajo y perejil picado, y sal al gusto. Revuelve y córtalo unas pocas veces con la propia cuchara para que se haga más pegajoso (pero no lo hagas puré).

  2. Una vez templado, forma las hamburguesas. Mojate un poquito las manos cada vez que vayas a hacer una, para que no se te quede todo el arroz pegado a las manos.

  3. Déjalas enfriar en la nevera unos 20 minutos y luego fríelas por ambos lados en una sartén con aceite caliente. Sírvelas con ensalada o entre panecillos, como quieras. 

  4. ¡A disfrutar!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *