Tom Kah (sopa thai)

¡Fácil y rápida! Los sabores de esta sopa no te van a dejar indiferente, especialmente si nunca has probado comida tailandesa.

Sí, sí: otra sopa más. Desde luego no somos expertos en comida thai, pero estoy bastante contenta con el resultado de esta sopa. Me encantan las sopas Tom Yum y Tom Kha, sobre todo el sabor del lemongrass y las hojas de lima (son imprescindibles).

En realidad todos los ingredientes son bastante importantes en esta receta: el ajo, chili, jengibre, hojas de lima, zumo de lima, lemongrass… Todo es esencial para darle el sabor tan especial que tiene.
¿Dónde podéis conseguir estas cosas? Si bien es verdad que no es nuestra receta más asequible ni fácil de conseguir, seguramente podáis conseguir todo fresco o congelado en tiendas asiáticas. Las hojas de lima sólo las conseguí congeladas, el jengibre lo compré en el súper (igual que el ajo y el chili) y el lemongrass lo conseguí fresco, tanto en la tienda asiática como en el súper en la sección de verduras para salteados.

INGREDIENTES

  • 2 tazas de agua
  • 1 lata de leche de coco
  • Zumo de 1-2 limas
  • 1-2 ramas de lemongrass
  • 4-6 hojas de lima
  • 3 dientes de ajo
  • Chili fresco al gusto (de la intensidad preferida)
  • Tomates cherry
  • Cilantro
  • Toppings opcionales: brócoli, pak choi, mini maíz, tofu
  • Fideos de arroz (unos 50gr por persona) (opcional)

INSTRUCCIONES

El proceso es sencillo. Simplemente echa en una olla la leche de coco y el agua. Añade el jengibre laminado, hojas de lima, ramas de lemongrass y chili.

Tapa la olla y ponla a fuego medio-alto sin que se desborde durante al menos 15 minutos (si tienes tiempo, queda mejor dejarla a fuego medio-bajo un rato largo), para que se mezclen todos los sabores bien. Una vez listo tienes dos opciones: puedes quitar todo, o sólo las hojas de lima y lemongrass (que no son comestibles) pero dejar el resto de ingredientes si te gustan.

Las verduras las puedes cortar y cocerlas en el caldo, o puedes hacerlas aparte para simplemente ponerlas encima de la sopa. Si las haces aparte (al vapor, salteadas o como sea) no van a tener mucho sabor, claro. También puedes ir preparando el tofu como más te guste.

Por otro lado, ¡prepara los fideos! Sigue las instrucciones del paquete.

Una vez listo el caldo y las verduritas, échale zumo de lima. Mucho. Muchísimo. Pruébalo y añade si quieres sal y más chili si te gusta bien picante. Algunas personas también le echan una cucharadita de azúcar, pero es opcional.

Sirve la sopa en dos bowls grandes. Echa los fideos primero, el caldo y después los toppings. ¡Y a disfrutar!

Esperamos que os encante esta receta y os inspire.

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

 

Tom Kha (sopa thai)
Preparación
5 min
Cocción
30 min
Total
35 min
 

¡Fácil y rápida! Los sabores de esta sopa no te van a dejar indiferente, especialmente si nunca has probado comida tailandesa.

Porciones: 2 porciones grandes
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 2 tazas de agua
  • 1 lata de leche de coco
  • 1-2 limas (zumo)
  • 1 rama de lemongrass
  • 4 hojas de lima
  • Chili
  • 3 dientes de ajo
  • Cilantro
  • Tomates cherry
  • Champiñones pequeños
  • Brócoli (opcional)
  • Mini mazorcas de maíz (opcional)
  • Tofu (opcional)
  • 100-150 gr de fideos de arroz (opcional)
Instrucciones
  1. En una olla, cuece a fuego medio-alto durante al menos 15 minutos el agua, leche de coco, lemongrass, hojas de lima y el chili, ajo y jengibre laminados. Si tienes tiempo, puedes ponerlo a fuego medio-bajo durante el doble o triple de tiempo para que tenga un sabor más intenso.

  2. Una vez listo, puedes colar el caldo o quitar sólo las hojas de lima y el lemongrass. Puedes también cocer las verduras que vayas a poner encima en este caldo, o puedes cocerlas/saltearlas aparte. ¡Como prefieras!

  3. Por otro lado, cocina los fideos de arroz según las instrucciones del paquete. Una vez colados, sírvelos en los bowls. Añade el zumo de lima al caldo y sírvelo encima de los fideos. Decora el bowl con verduras, tofu, tempeh, más chili... ¡Lo que quieras!

  4. ¡A disfrutar! Es una sopa deliciosa, refrescante pero calentita, saciante y sorprendente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *