Calabaza rellena

Una recetaza con un aspecto elegante y elaborado, pero realmente muy fácil de hacer. Perfecta para cenas especiales.

La receta en sí es facilísima y en realidad podéis rellenarla de lo que más os guste, mientras creáis que puede aguantar cuando lo cortéis. Nuestro relleno no es nada especial, simplemente arroz, hierbas, calabaza y frutos secos, para darle ese toque festivo-invernal que dan los frutos secos tostados.

Se me ocurren un montón de ideas de otras cosas que quedarían ricas como relleno. Entre ellas, quinoa, bulgur, arroz salvaje…

INGREDIENTES

  • 1 calabaza
  • 1 taza de arroz cocido
  • 3/4 de taza de frutos secos y semillas
  • 10 castañas
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Hierbas frescas/secas
  • Especias varias (nuez moscada, pimentón, comino…)

INSTRUCCIONES

Comienza encendiendo el horno a 200ºC. Haz un agujero a las castañas y ponlas a cocer a fuego medio-alto hasta que esté lista la calabaza.

Corta la calabaza por la mitad, ponle aceite, sal y pimienta. Una vez caliente el horno, mete la calabaza y déjala hasta que esté blandita (que la puedas pinchar fácilmente). Tardará unos 40 minutos.

Mientras, puedes ir haciendo el arroz y cortando y tostando los frutos secos.

Ahora toca crear. Saca la calabaza del horno en cuanto esté fácil de pinchar y mientras se templa (necesario para carvarla sin quemarte) puedes ir haciendo el relleno. Mezcla los frutos secos picaditos con las castañas cocidas y peladas y el arroz, y añade hierbas y especias a tu gusto. Un chorrito de aceite, un poco de sal y pimienta, nuez moscada, algo de salvia fresca o albahaca… No demasiado, para que se pueda disfrutar del sabor de las castañas y la cabalaza.

Una vez templada la calabaza, puedes quitarle las semillas y carvarla hasta que esté hueca, pero dejando una piel de un buen grosor, como en la foto.

Añade la pulpa de calabaza que has sacado al relleno, y rellena la calbaza. El relleno tiene que quedar bien compacto y sobre salir un poco para que luego se junte bien y no quede muy suelto.

Junta los dos lados y átalos con una cuerda. Si es para cocinar, mejor. Sino, da lo mismo. ¡Mirad lo rústica que queda esta! Jajajaja.

Métela en el horno unos 20-30 minutos más.

Sírvela con el acompañante que más te guste: patatas y verduras asadas, ensalada (como esta de quinoa), gravy

Un truco para cortarla es clavarle palillos de brocheta en vertical. Te ayudan a cortarla recta y que no se desmonte mientras la cortas.

¡Hasta pronto!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Imprimir
Calabaza rellena
Preparación
20 min
Cocción
1 h
Total
1 h 20 min
 

 Una recetaza con un aspecto elegante y elaborado, pero realmente muy fácil de hacer. Perfecta para cenas especiales.

Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 1 calabaza
  • 1 taza de arroz cocido
  • 1 taza de frutos secos y semillas
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Hierbas frescas/secas
  • Especias varias (nuez moscada, pimentón, comino...)
Instrucciones
  1. Calienta el horno a 200ºC. Pon a cocer las castañas unos 40-50 minutos con un agujerito en la cáscara. 

  2. Corta la calabaza lavada por la mitad. Ponla en una bandeja de horno y échale aceite, sal y pimienta. Cuando esté el horno caliente, métela unos 40 minutos o hasta que esté blandita pero firme y fácil de pinchar.

  3. Tuesta los frutos secos en una sartén. Córtalos y en trocitos pequeños junto a las castañas cocidas peladas y mezcla todo con el arroz. Añade hierbas y especias a tu gusto, pero pocas para que se noten todos los sabores.

  4. Una vez lista la calabaza, con una cuchara quita las semillas y haz el agujero a lo largo. Que quede al menos unos 2 cm de grosor de piel-pulpa para que no se desmorone. 

  5. Añade la pulpa que hayas sacado a la mezcla del relleno. Rellena la calabaza con el relleno bien compacto. ¡Si sobra no pasa nada! No son medidas exactas.

  6. Une las dos partes de la calabaza y átala con un hilo apto para cocinar (no como el de la foto, que era el que teníamos a mano).

  7. Métela en el horno otros 20-30 minutos hasta que esté completamente cocida la calabaza. ¡Sácala y sírvela con lo que más te guste!

  8. Un truco para cortarla bien y que no se desmorone es clavarle palillos de brocheta, que además te ayudan a calcular el grosor y cortarla más recta. ¡A disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *