Gravy de champiñones

Una receta facilísima y extra deliciosa. No puede faltar para acompañar puré de patata, arroz, pasta, seitán… ¡No puede faltar nunca!

Si te gustan los champiñones, debes hacer esta receta. Está tan increíble y es tan fácil de hacer que vale mucho la pena. Creo que quedaría especialmente bien con nuestras bolitas de seitán o nuestro pastel de papa, pero con un puré de patata simple, un arrocito o incluso pasta también estaría de diez.

Los champiñones no sólo son asequibles y fáciles de conseguir sino que, bien preparados, dan mucho cuerpo a nuestras comidas. Casi tienen un sabor y una textura que seguramente algunas personas echen de menos.

INGREDIENTES

  • 8-10 champiñones
  • 2 tazas de caldo de verdura (o agua y media pastilla de caldo de verduras)
  • 1 cdita de margarina o 2 de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 3 hojas de salvia fresca (opcional)
  • 1 rama de romero (opcional)
  • 1/2 cdita de ajo en polvo
  • 1/2 cdita de cebolla en polvo
  • 3 cditas de maizena (fécula de maíz)
  • 2 cdas de salsa de soja
  • Hierbas secas (si no tienes las frescas)

INSTRUCCIONES

Pica el ajo y corta los champiñonesa como más te guste: es mejor en láminas pequeñas, pero como gustes.

Calienta una olla, añade la margarina y fríe un poco el ajo hasta que huela a mil maravillas. Añade los champis picados y mezcla bien. Cuando empiecen a soltar agua los champiñones, echa las dos tazas de caldo (o agua más el caldito de verdura).

 

Mientras todo se cuece, añade las hierbas y el ajo y cebolla en polvo. Nosotros echamos una rama de romero entera y unas hojas de salvia picada. Pero podéis echarle hierbas secas. ¡No te olvides de sacar la rama de romero antes de echar la maizena!

Déjalo hervir hasta que los champiñones estén bien blanditos, unos diez minutos a fuego medio-alto.
Mezcla la maizena y la salsa de soja aparte. Baja el fuego, y mientras mezclas añade lentamente el líquido que has formado con la maizena y la salsa de soja. Si lo añades a fuego muy alto y sin mezclar, la maizena puede “coagular” y formar grumos.

Déjalo hervir otros 5 minutos hasta que espese. Añade sal y pimienta a tu gusto.

Sírvelo directamente y úsalo todo, porque no quieres guardarlo en la nevera y encontrar una masa gelatinosa de champiñones… Sobre todo con lo rico que está, no vas a querer desperdiciar ni una gota.

 ¡Y a disfrutarlo y gozarlo tanto como nosotros!
 

¡Nos vemos!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Imprimir
Gravy de champiñones
Preparación
5 min
Cocción
20 min
Total
25 min
 

 Una receta facilísima y extra deliciosa. No puede faltar para acompañar puré de patata, arroz, pasta, seitán... ¡No puede faltar nunca!

Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 8-10 champiñones
  • 2 tazas de caldo de verduras
  • 1 cdita de margarina (o dos de aceite)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 hojas de salvia fresca (opcional)
  • 1 rama de romero (opcional)
  • 1/2 cdita de cebolla en polvo
  • 1/2 cdita de ajo en polvo
  • 3 cditas de maizena
  • 2 cdas de salsa de soja
Instrucciones
  1. Rehoga el ajo picado en la margarina. Una vez dorado, añade los champiñones cortados y laminados, remueve bien.

  2. Cuando empiecen a soltar agua, echa las dos tazas de caldo, y las hierbas frescas (o secas) junto a la cebolla y ajo en polvo. No te olvides de quitar la rama de romero antes de echar la mezcla de maizena.

  3. Déjalo cocer unos 10 minutos hasta que los champiñones estén reducidos y bien blanditos.

  4. Aparte, mezcla la maizena y la salsa de soja. Baja el fuego y mientras mezclas, añade lentamente el líquido de maizena y salsa de soja. ¡No pares de mezclar! No quieres que la maizena cree grumos.

  5. Déjalo hervir a fuego medio otros 5-10 minutos hasta que esté más espeso (pero aún líquido) y listo para comer.

  6. Sírvelo con lo que más te guste y ¡a disfrutar!

Notas

Es mejor consumir esta receta recién hecha, ya que la maizena una vez fría puede quedar gelatinosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *