Crispy noodles

¿Fideos crujientes? ¿No será que están crudos? Pues claro que no, ¡están fritos! Crujientes por fuera y suavitos por dentro (¡y nada grasientos!).

Claro que tiene su truco, y no es tan fácil de hacer. Pero es como hacer una tortilla individual, más o menos. Nosotros hicimos una sartén gigante para compartir los dos, pero es mucho más fácil hacerlos por persona para que todas puedan probar los bordes crujientes, el centro blandito, las verduritas… Además, a la hora de emplatar queda mucho más bonito.

No creo que funcione con spaghetti normales, id a una tienda asiatica mejor. Estos son fideos de trigo finos, pero he visto a gente hacer algo parecido con fideos de arroz (si no podéis comer gluten). O incluso con fideos de ramen instantáneos, sí.

Lo mejor de esta receta es que os vamos a decir más o menos lo que usamos nosotros, pero podéis hacerla como os de la gana.
Nosotros usamos las siguientes verduras, entre ellas castañas de agua (que nos encantan) pero no sé hasta que punto podréis conseguirlas fácilmente. Si tenéis alguna tienda asiática grande cerca, id a por todas. Seguramente vengan laminadas una lata bajo el nombre “water chestnuts” o “castañas de agua”. Ya que estáis, mirad si tienen “pato” vegetal, que es bastante común en tiendas chinas/asiáticas, y suele tener ingredientes sencillitos.

INGREDIENTES para 2 porciones

  • 1/2 taza de castañas de agua
  • Brotes
  • Zanahoria, pimiento, cebolla u otras verduras a tu gusto
  • 1 diente de ajo
  • 1-2 cebolletas finas
  • 1 trocito de jengibre
  • Pato vegetal en lata (o casero)
  • 200-300gr de fideos
  • Salsa de soja (opcional)
  • Aceite de sésamo tostado o neutro

INSTRUCCIONES

Comienza poner a calentar mucha agua en una olla tapada. Mientras, corta las verduras que vayas a usar, el ajo, cebolleta, jengibre, etc y calienta una sartén.

Saltea las verduras con un chorrito de aceite en la sartén caliente.
Si hierve el agua, cuece la pasta según las instrucciones del paquete (¡que no se te pase!).

Dale juego a la imaginación con las verduras que quieras usar. Nosotros tiramos más hacia verduras más comunes en la comida asiática, pero en realidad es todo totalmente opcional. Quizá sea el momento perfecto para probar la salsa agridulce en las verduras.
Aunque como si los quieres comer con bolognesa, que va a estar rico igual, jaja.

Una vez listos los fideos, cuélalos y enjuágalos con un poco de agua fría. Escúrrelos bien para que no quede mucha agua. Añádeles un chorrito de aceite y sal a tu gusto, y calienta una sartén a fuego alto.

La sartén puede ser pequeña o grande, dependiendo si vas a hacerlos todos a la vez o por porciones. La cuestión es que esté bien caliente.

Extiende los fideos de una porción en la sartén engrasada y caliente. Dales un poco de forma si es necesario. Vaya, como a una tortilla. Ah, y baja el fuego a medio, que no quieres que se quemen.

Ve comprobando que no se pegan dándole una sacudida y ayudándote con una espátula. En cuanto veas que se mueven y no están pegados pero ya están tostaditos, puedes darles la vuelta como a una tortilla (y añadir un poco más de aceite a la sartén si hace falta).

¡Listo! Sólo queda esperar a que se doren un poco más por el otro lado y terminar de saltear las verduras con salsa de soja o lo que más te guste. El “pato” lo puedes freír con las verduras o rápidamente con un poco de aceite, cortado en tiras, antes de emplatar.

No hay mucho misterio. Los servimos así tal cual con un chorrito de salsa de soja y un poco de sésamo, pero podéis usar sriracha o lo que más os guste.

Estaban muy ricos y nos encantaron las diferentes texturas: fideos crujientes y blanditos, distintas verduras, las castañas de agua (son muy crujientes), el seitán encima…

Desde luego, como comida rápida y para variar de vez en cuando es una idea maravillosa. ¡Tenéis que probarla!

¡Hasta pronto!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Crispy noodles
Preparación
15 min
Cocción
10 min
Total
25 min
 

Una manera divertida y original de comer fideos. Verduras, salsa de soja, pato vegetal... ¿O por qué no probarlos con tu salsa favorita?

Porciones: 2 porciones
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 1/2 taza de water chestnuts
  • brotes (beansprouts)
  • Zanahoria, brócoli, pimiento o cualquier verdura al gusto
  • Pato vegetal en lata o casero
  • 1 diente de ajo
  • 1-2 cebolletas finas
  • 1 trocito de jengibre
  • 200-300 gr fideos
  • Aceite neutro o de sésamo tostado
  • Salsa de soja (opcional)
Instrucciones
  1. Pon una olla llena de agua a calentar. Mientras, saltea en una sartén con un chorrito de aceite las verduras que hayas elegido junto al ajo, cebolleta y jengibre. 

  2. Cuando hierva el agua, añade los fideos y cocínalos acorde a las instrucciones del paquete. ¡Que no se te pasen!

  3. Cuela los fideos y enjuágalos con un poco de agua fría del grifo. Escúrrelos bien para que no quede nada de agua y añádeles un chorro de aceite y sal para que no se peguen.

  4. Engrasa y calienta a fuego alto la sartén que vayas a usar para los fideos, ya sea pequeña (individual) o grande (para hacerlos todos).

  5. Extiende la porción de fideos en la sartén caliente y dales forma como si fuera una tortilla. Baja el fuego a medio y asegúrate de que no se queman.

  6. Sacúdelos de vez en cuando para que no se peguen (no mezclar, sacudir como una tortilla). Si lo necesitas, usa una espátula flexible para ayudarte a despegarlos.

  7. Dales la vuelta como a una tortilla con la ayuda de un plato y deja que se doren por el otro lado hasta que estén crujientes también.

  8. Mientras, asegúrate de que no se enfrían las verduras y puedes ir salteando el pato vegetal con aceite en una sartén hasta que esté crujiente.

  9. Una vez listos los fideos, emplátalos y sírvelos con las verduras y el pato vegetal por encima, junto a un poco de salsa de soja o agridulce (o la que quieras) y unas semillitas de sésamo (opcional). 

  10. ¡A disfrutar!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *