Pizza crujiente

¡Una base de pizza extra fácil y extra crujiente!

La espera ha valido la pena, y todo el trabajazo que se nos viene encima también lo valdrá. Porque la Cocinina está quedando preciosa, y cuando esté terminada os va a encantar. Por ahora vamos poquito a poco editando todas las recetas una a una.Redimensionar las fotos, subirlas una por una en su sitio correcto, crear la plantilla de cada receta, editar fotos y vídeos y a la vez continuar creando recetas nuevas… es un trabajazo a tiempo completo. Bueno, ¡al menos a todo el tiempo libre que tenemos!

Hoy os traemos esta receta de masa de pizza extra fácil y muy crujiente, que esperamos que disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros comiéndola.

Para darle un color más llamativo, le añadimos cúrcuma. Pero no os preocupéis, no es obligatoria. Podríais añadirle otro tipo de cosas como espirulina en polvo, carbón activo, polvo de remolacha o de espinaca…Y sino, ¡pues nada!
El truco para que sean tan crujientes reside en la semolina. Pero podéis usar harina en lugar de semolina, simplemente no van a ser tan crujientes.

Nosotros usamos “levadura rápida” (quick yeast), que actúa más rápido y es más fácil de utilizar. Viene seca, en gránulos, y seguramente la podáis conseguir fácilmente en el supermercado.

INGREDIENTES para 2 pizzas individuales

  • 250 gr de harina
  • 1 cdita de levadura rápida*
  • 2 cditas de sal
  • 1 cdita de azúcar
  • 2 cditas de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cda de aceite de oliva
  • 300 ml de agua templada
  • Semolina de trigo o más harina para amasar

*Sigue las instrucciones del paquete de levadura, donde dirá la proporción de harina y levadura.

INSTRUCCIONES

Prepara todos los ingredientes en un bowl grande y mezcla bien. Puedes tamizarlos para que no haya grumos, pero no es necesario.

Forma un hoyo en el medio de la harina, añade el aceite y empieza a añadir agua, mezclando con tus dedos para que no quede ningún grumo.

Ve incorporando más harina y más agua de a poco.

No creo que vayas a necesitar toda esa agua, pero esto lo vas a tener que calcular tú a ojo a medida que vas amasando. Si está muy seca, añades un chorrito de agua, si queda algo pegajosa ¡no te preocupes!

A mí me resulta más fácil amasar fuera del bowl, así que cuando está casi toda la harina incorporada a la masa, la saco del bowl a una superficie ligeramente enharinada y sigo amasando.

Si está un poco pegajosa, simplemente amasa unos minutos más. La masa va tomando forma y deja de estar pegajosa.

Una vez tengas una bola de masa bien bonita, blanda pero no pegajosa, pásala a un bowl que esté ligeramente aceitado.

Cubre el bowl con un paño y deja que la masa leude en un lugar caliente durante unos 30 minutos.

Precalienta el horno a unos 200ºC (marca 6 en horno de gas).
Cuando la masa haya leudado, cubre una superficie amplia con semolina o harina y pon la bola de masa. Desínflala aplastándola y córtala en dos mitades iguales.

Forma dos bolas y cúbrelas con semolina. Aparta una y estira la otra, con la forma que quieras darle. A nosotros nos gusta hacerlas redondas, ¡pero si tu bandeja es cuadrada puedes hacerla cuadrada!

El grosor puedes elegirlo según cómo te guste: cuanto más fina, más crujiente. Pero si es más gruesa, va a tardar más en hacerse.

Antes de meter la masa ya estirada en el horno, cúbrela con salsa de tomate. Más abajo voy a poner una receta de salsa de tomate ultra fácil, para que puedas hacerla casera.

¡Ojo! No pongas demasiada, luego puedes añadirle más. Ahora sólo queremos precocinar la masa.

¡Y al horno! Unos 15 minutos deberían valer. La masa tiene que estar cocida, pero no quemada. Desde luego, mucho ojo para que no quede cruda. Puedes ver esta foto de cómo debería quedar.

Repite el proceso con las dos pizzas y prepara los toppings: queso vegano rallado, hummus y/o berenjenas al escabeche (que es lo que usamos nosotros), verduras, champiñones, bolognesa (por qué no), chorizo vegetal
Cuando vayasa montarlas, puedes añadir más salsa de tomate y los toppings y meterlas en el horno. Lo bueno es que la masa ya está cocida así que sólo tienes que preocuparte por los toppings y no quemar la masa.

Las masas precocinadas puedes guardarlas unos días en la nevera bien envueltas y congelarlas si quieres durante un par de meses para sacarlas y meterlas en el horno cuando más te apetezca. Nosotros solemos hacerlas para comerlas ese mismo día, sobre todo si hacemos tan poquitas.

¡A disfrutar!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Base de pizza crujiente
Preparación
40 min
Cocción
25 min
Total
45 min
 

¡Una base de pizza extra fácil y extra crujiente!

Porciones: 2 pizzas individuales
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 250 gr de harina blanca
  • 1 cdita de levadura rápida *
  • 2 cditas de sal
  • 1 cdita de azúcar
  • 2 cditas de cúrcuma en polvo (opcional)
  • 300 ml de agua templada
  • Semolina de trigo o harina extra
Instrucciones
  1. Mezcla la harina, levadura, sal, azúcar y cúrcuma en un bowl grande.

  2. Añade el aceite y empieza a añadir el agua muy poco a poco mientras vas amasando.

  3. Pasa la mezcla a una superficie limpia para seguir amasando.

  4. Amasa añadiendo agua si es necesario hasta que tengas una bola bien unida de masa. Si está un poco pegajosa, sigue amasando. Si está muy pegajosa, simplemente enharina un poco más la superficie.

  5. Una vez bien amasada la bola, ponla en un bowl engrasado y cubierto con un paño a leudar en una zona cálida de tu casa.

  6. Precalienta el horno a 200ºC (marca 6 de gas) y prepara la salsa de tomate.

  7. Pasada media hora, aplasta la masa para desinflarla y córtala en dos. Forma dos bolas y cúbrelas con semolina o harina. Usa la semolina para amasarlas y darles la forma y grosor deseados.

  8. Cubre las pizzas ya estiradas con un poco de salsa de tomate y hornéalas unos 15-20 minutos sin quemarlas, hasta que estén hechas.

  9. Una vez precocinadas, añade más tomate y todos los toppings que quieras y hornéalas para cocer o calentar los toppings.

  10. ¡A disfrutar!

Y aquí la receta de salsa de tomate para pizza que os prometimos más arriba.

Salsa para pizza
Preparación
3 min
Total
3 min
 

Nada mejor que una salsa de tomate casera y sabrosa para llevar todas tus pizzas al siguiente nivel.

Porciones: 2 pizzas medianas
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 1/2 taza de tomate en lata
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cdita de orégano seco
  • 1 cdita de sal
  • 1 diente de ajo pequeño (opcional)
Instrucciones
  1. Batir todo hasta conseguir la textura deseada.

  2. ¡Úsala en pizzas y paninis!

  3. Ñam


 

One thought on “Pizza crujiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *