Ensalada de quinoa

Esta receta no te va a dejar igual. No sólo es sanísima, rica en proteínas, vitaminas y minerales, sino que además lleva 0 aceite y tiene una mezcla de sabores súper armoniosos y refrescantes. Vas a querer comerla todos los días, que es lo que nos ha pasado a nosotros.

Además, puedes usar arroz o cuscús en lugar de quinoa, pero os recomendamos seriamente usar quinoa. Quién sabe, si no podéis usar siempre quinoa, podéis ir variando: la clave está en la variedad.

Unos pocos trucos nunca vienen mal:

  • Sí, podéis usar limón en lugar de lima. Pero la diferencia de sabor es grande y personalmente preferimos la lima.
  • Las aceitunas pueden ser negras o verdes o incluso kalamata, que son las que usamos porque sólo teníamos esas. Pero las negras ganan siempre.
  • No hace falta que uséis cilantro si tenéis la mala suerte de que os sepa a jabón. Se os perdona.
  • Podéis hacerla «templada» sin refrigerar la quinoa, o podéis prepararla y meterla en la nevera para comer más tarde. De cualquier manera está deliciosa. Nosotros la hicimos con la quinoa aún templada y estaba de lujo.

Y eso es todo, ¡cualquier otra pregunta podéis formularla en los comentarios o en las RRSS!

INGREDIENTES para 4 raciones

  • 2 tazas de quinoa seca
  • 1 pimiento rojo
  • 1 aguacate
  • 1-2 tomates
  • 1 taza de judías negras cocidas
  • 1/2 taza de maíz
  • 2 limas
  • 1/2 cebolla roja grande (o 1 pequeña)
  • 1 puñado de aceitunas negras
  • Cilantro fresco (opcional)
  • Chili molido (opcional)
  • Sal y pimienta

INSTRUCCIONES

Esta receta es facilísima. Lavad la quinoa y ponedla en una olla con tres tazas de agua. Cuando hierva, tapa la olla y ponla a fuego bajo hasta que la quinoa esté hecha y haya absorbido todo el agua. Una vez lista, puedes abrir la tapa e incluso transferirla a otro bowl para que se enfríe más rápido.

Mientras tanto ve lavando y picando todos los ingredientes, menos las judías que van enteras. Pasa todo a un bowl muy grande y añade el zumo de lima para que el aguacate no se estropee.

No hay mucho más misterio: añade la quinoa poco a poco mientras mezclas cuando ya no esté muy caliente y echa sal y pimienta a tu gusto. Eres libre de echarle además más zumo de lima o semillitas de chili para darle un sabor aún más intenso.

¡Esperamos que te encante la receta y la tomes con una buena limonada rosa como hicimos nosotros!

¡Hasta pronto!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Ensalada de quinoa

¡Una manera ligera, nutritiva y fresca de comer tu quinoa!

  • 2 tazas de quinoa seca
  • 1 pimiento rojo
  • 1 aguacate
  • 2 tomates
  • 1 taza de judías negras cocidas
  • 1/2 taza de maíz dulce
  • 1 limas
  • 1/2 cebolla roja
  • 1 puñado de aceitunas negras
  • Cilantro fresco ((opcional))
  • Sal y pimienta
  1. Cocina la quinoa lavada en 3 tazas de agua: pon el agua y la quinoa en una olla a fuego alto y cuando hierva, baja el fuego al mínimo y tapa la olla. En 10-15 minutos estará lista. Deja que se enfríe fuera o en la nevera.

  2. Mientras tanto, prepara en resto de ingredientes bien picados en un bowl y añade el zumo de las dos limas para que no se oxide el aguacate.

  3. Una vez fría o templada, añade la quinoa y mezcla bien. Puedes añadir sal, pimienta y chili molido.

  4. ¡A disfrutar!

2 thoughts on “Ensalada de quinoa

Deja una respuesta