Arroz tres delicias

Hoy no hay una receta sana. Ni baja en calorías, ni especialmente nutritiva. Pero vale la pena porque es un clásico. En casa de vez en cuando pedíamos comida china y si algo me dolió perder además de los rollitos de privamera gigantes, fue el arroz tres delicias.

No fue hasta que nos mudamos aquí y empecé a trabajar en un restaurante chino vegano que lo volví a probar y volvieron todos los recuerdos, más que enterrados después de seis años.

Para hacerlo lo más simple posible en vez de utilizar jamón vegetal, usamos tofu tanto para hacer el “huevo” como el “jamón” y la verdad es que quedaron ambos muy sabrosos y… ¿realistas? ¡Estaba increíble!

Otro lado súper positivo es que se puede congelar, o sea que se puede hacer un montón de arroz (si se tiene una sartén o wok bien grandes) y guardarlo en porciones para comer en otro momento. Basta con dejarlo descongelar un buen rato a temperatura ambiente, toda la noche en la nevera o en el microondas con la función descongelar. Después puedes calentarlo también en el microondas o saltearlo una vez más para que esté más rico.

INGREDIENTES para 4 porciones

  • 2 tazas de arroz blanco largo
  • 1/2 taza de maíz
  • 1/2 taza de guisantes
  • Aceite de girasol
  • 1 bloque de tofu
  • 1 cdita de cúrcuma
  • 1/2 cdita de sal negra kalanamak
  • 1/2 cda de levadura nutricional (opcional pero recomendable)
  • 1 cda de salsa de soja
  • 1/2 cdita de pimentón (ahumado o dulce)
  • 1/4 cdita de humo líquido (opcional)
  • Sal

INSTRUCCIONES

Esta receta mejora notablemente si sabes hacer arroz largo sin que quede pegajoso ni cocido de más. A nosotros siempre se nos pasa porque somos un desastre, pero lo ideal es que no. Así que empieza por hacer el arroz largo como más te guste: bien lavado, con el agua justa y tapa a fuego muy bajo o con mucha agua y colado como si fuera pasta. Esto es tu responsabilidad y no nos hacemos cargo de lo mal que te salga. Sólo recuerda lavarlo bien con agua fría cuando termines.

Corta el tofu ya escurrido en daditos y divídelo en dos bowls medianos donde lo puedas mezclar fácilmente. En uno vas a poner la cúrcuma, sal negra y levadura nutricional y en el otro vas a poner el pimentón, salsa de soja y humo líquido. Mezcla bien hasta que todo el tofu esté bien cubierto, y puedes probarlo y modificarlo a tu gusto.

Calienta un wok o sartén muy grande con una cucharada de aceite de girasol y añade el “huevo” cuando esté bien caliente. Fríelo bien y devuélvelo al bowl.

Repite el proceso con el “jamón”: calienta una cucharada de aceite de girasol y fríe bien el jamón, devolviéndolo al bowl.

Baja el fuego a medio-alto y añade el maíz y guisantes para calentarlos, sobre todo si son congelados. Incorpora el tofu, un chorrito más de aceite si es necesario y el arroz. Fríe todo rapidamente, mezclando bien para que el arroz absorba los sabores, sin dejar que se pegue o se queme.

Añade sal o salsa de soja a tu gusto, sirve ¡y a disfrutar!
Por sí solo, como acompañante o como parte de un menú, con rollitos de primavera, verduras agridulces o lo que se os ocurra.

Es un plato de arroz muy asequible y muy delicioso que vale muchísimo la pena probar a hacer en casa porque está mucho más rico así. La textura del tofu si lo especias y fríes bien es inmejorable.

Esperamos que os guste la receta, ¡hasta pronto!

Fotos hechas por Jose Guerra Hermo

Arroz tres delicias
Preparación
10 min
Cocción
20 min
Total
30 min
 
Porciones: 2
Autor: Cocinina Vegana
Ingredientes
  • 2 tazas de arroz largo blanco
  • 1/2 taza de maíz dulce
  • 1/2 taza de guisantes
  • Aceite de girasol
  • 1/2 bloque de tofu
  • 1 cdita de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cdita de sal negra (kala namak)
  • 1/2 cdita de levadura nutricional (opcional)
  • 1 cda de salsa de soja
  • 1/2 cdita de pimentón (preferiblemente ahumado)
  • 1/4 cdita de humo líquido
  • Sal
Instrucciones
  1. Cuece el arroz como tú prefieras. Te recomendamos lavarlo con agua FRíA antes y después de cocerlo.

  2. Mientras, corta el tofu en cubitos pequeños y divídelos en dos bowls. A uno añádele la levadura, sal negra y cúrcuma y al otro el pimentón, salsa de soja y humo líquido. Mézclalos bien.

  3. Una vez hecho el arroz, calienta una sartén grande o wok con un poco de aceite neutro o de sésamo y fríe el "huevo" hasta que esté crujiente por fuera. Devuélvelo al bowl y haz lo mismo con el "jamón".

  4. En la misma sartén, saltea un poco los guisantes y el maíz, sobre todo si están congelados. 

  5. Vuelve a añadir los dos tipos de tofu y además el arroz. y saltéalo hasta que esté a tu gusto. Añade más aceite si es necesario y salsa de soja si te gusta así. ¡Cuidado que no se queme!

  6. Sírvelo, y a disfrutar.

Notas

En el tiempo de cocción contamos con lo que tarda en cocerse el arroz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.