Lenguaje sexista

Muchas personas habrán oído hablar del lenguaje inclusivo o lenguaje no sexista, y muchas otras no. Para las que no han oído hablar de él, os diré que es una forma de hablar que consiste en incluir a todas las mujeres, hombres, agénero y gente no binaria en una sola palabra. El utilizar lenguaje inclusivo no es una “aberración”, sino una simple evolución del lenguaje, una tendencia natural de las lenguas a cambiar en su desarrollo a través de la historia. Curiosamente, las mismas personas que consideran esto un horror de la lengua, han incluido el “LOL” y el “WTF” o el “XD” en su vocabulario habitual.
Este lenguaje permite lograr una mayor inclusividad social. El lenguaje sexista no es sólo un tema de masculino universal, sino que abarca un gran número de temas, como el uso peyorativo de palabras relacionadas con la libertad sexual, con la orientación sexual, con el género o con el cuerpo. Todo esto degenera de la Homofobia, Transfobia o Gordofobia. Ademñas de las mujeres, también hay otro grupo que se ve afectado por el masculino universal: las personas no binarias. Mucha gente no sabe que existen, y esto es una demostración más de lo necesario que es el lenguaje inclusivo. Las personas no binarias son aquellas que no son ni hombres ni mujeres y, por tanto, no tienen un pronombre (si quitamos el inclusivo elle). Se les invisibiliza completamente.
Sí que existe un pronombre neutro en el castellano, que es “ello”, pero esto se utiliza para objetos, y además el plural es “ellos”, lo que hace que se confunda con el masculino, nuevamente. Es decir, “chicos y chicas”, también les invisibiliza, ya que no están incluídes en ello. Entre los géneros no binarios más conocidos están Género fluido (el género cambia), Demigénero (se identifican en un género parcialmente), Andrógine (la identidad se encuentra entre los dos géneros binarios), Género neutro…

sin-titulo

Todo el mundo habrá escuchado alguna vez el “chicos y chicas” en vez de un simple “chicos”. Pues estos son los inicios del lenguaje inclusivo. Hubo varios intentos de hacer un lenguaje que incluyese a todo el mundo, y esto evolucionó: al principio era un simple “chicos y chicas”, como he dicho antes, pero esto era muy largo y, aunque en teoría funcionase por aquel entonces, no se llevaba a cabo, además de demostrar una preferencia por uno de los sexos, el que se dice antes.

Después, en la época del Messenger, se empezó a utilizar una “@” (es decir, tod@s) pero esto tampoco convenció a todo el mundo, ya que no se podía leer, y si lo intentaban, se tendía a leer como una a, además de dejar aparte de nuevo a les no binaries, ya que la @ es una mezcla entre la a y la o. Para arreglar esto, se intentó con la x (todxs), pero estábamos en lo mismo que antes: no podía leerse, y tendían a hacerlo como si fuese una o.
Actualmente, parecen haberlo arreglado utilizando una “e” (todes), eso puede leerse, e incluye a todo el mundo. Además hay gente que utiliza el femenino universal, pero está menos extendido.

Después de esta clase de historia, llegamos a la gran pregunta, ¿para qué sirve el lenguaje inclusivo si con el masculino universal ya se añade a todo el mundo? Bien, aquí entra en juego el feminismo. Para muchas mujeres, esto es necesario ya que algo que no se nombre, no existe. Además, el hecho de que se utilice la misma palabra para referirse a un grupo de chicos que a uno de varios sexos puede llegar a ser confuso en muchas situaciones. Si no se quiere utilizar el lenguaje inclusivo cambiando por la e, se pueden hacer construcciones de palabra que no lleven el masculino universal, como se ve en esta tabla:

2

Sobre el lenguaje inclusivo hay multitud de debates, aunque principalmente en redes sociales, ya que no se suele tratar este tema en la televisión o la radio con la perspectiva de la inclusión de un género no binario. Como vemos, hay muchas formas de crear un lenguaje más adecuado, menos sexista, y se puede elegir la forma que más nos guste, por lo que no hay excusa para no sumarnos a esta nueva iniciativa, concienciémonos y consigamos un mundo más justo.

Silvia Sánchez

Queremos dar las gracias a Silvia por tomarse el tiempo y la molestia de escribir para el blog. Ha explicado muy bien las razones más importantes por las que necesitamos trabajar en un lenguaje más inclusivo. En Cocinina siempre intentamos hablar en neutro para que todes os sintáis incluides y bienvenides a nuestro blog, sin ningún tipo de discriminación. Creemos que, inevitablemente, vamos a conseguir que se acepte oficialmente el lenguaje inclusivo en un futuro próximo.

Por último, no hemos conseguido encontrar le/les autores de las imágenes del post, pero agradecemos cualquier información para darles crédito.

Cocinina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.